En mi terapia en Psicode he aprendido…

Os dejamos aqui el relato de nuestro paciente  tras su paso por la terapia:  sabias lecciones de vida para  ser más felices . 

“He aprendido que no puedo controlar continuamente el futuro,  tengo que dejarme llevar y conocer otros imprevistos que me hagan feliz.

No puedo controlar el amor, no puedo controlar  los 1500 siguientes pasos de mi vida, pero si los 100 (1 año de margen) y eso puede hacerme feliz.

He aprendido que cada uno tiene su propia felicidad y su propio ritmo de conseguirla. Para algunos es simplemente tener pareja o formar una familia. Para otros en brillar académica y laboralmente. Otros sólo quieren observar el mundo y saborearlo según llegue. Otras una combinación de las tres  “Cada persona tiene su ritmo, no la subestimes ni la envidies, no es pronto, nunca es tarde, estás justo a tiempo”.

He aprendido a pensar distinto, he aprendido a relativizar mis pensamientos. Mis pensamientos son míos pero no soy yo.

He aprendido a que hay que tener el valor para luchar por lo que se quiere, la resignación para aceptar lo inevitable y el conocimiento para diferenciar lo uno de lo otro.

 No se puede controlar la vida, si se intenta se pierde y si se instaura/planea un camino rígido e inflexible no lo conseguiremos, conseguiremos ser infelices.

No puedo  saber si tengo o no la fuerza para afrontar mi futuro y conseguir ser feliz. Porque no sé cuál es mi futuro, que hay ahí fuera para mí. Quiero buscar esa felicidad en el presente,  ya que  donde no sé si hay o no felicidad es en el futuro.

He conocido a gente con problemas reales ( mi compi de trabajo, mi amigo con cáncer… ). Lo que nos hace andar es el apoyo de nuestros amigos y familia cercana, de todo se puede salir con el amor de tus cercanos.

He aprendido que mis padres tienen defectos, al haber salido de casa he aprendido que parte de su mensaje era muy dañino para mí y que inconscientemente buscan su felicidad sin tener en cuenta la mía.

He aprendido que no existen  casos como puramente heterosexual u homosexual. Hay un abanico enorme en medio y no es un error estar en alguno de esos casos, es ser tu mismo.

He aprendido que nos llegan mensajes de una  sociedad inestable, donde la felicidad es puramente materialista, poco realista y que intenta aplicar un mismo zapato a diferentes tallas y tipos de pies.

He aprendido cómo mucha gente olvida el peso de sus buenas acciones y aptitudes, las relativiza y maximiza las negativas por instinto animal, para mejorarlas o evitarlas por miedo.

La felicidad es un equilibrio entre lo bueno y malo que se encuentra en el presente, no en el futuro. Conformarse no es rendirse si uno aprende a valorar lo que es y lo que tiene.

Si te empeñas en escalar una montaña sin ver la cima, te vas a perder las vistas de cada tramo. Deja de planear el camino y aprende a disfrutar de tus pasos”.

Gonzalo

default

Déjanos aqui tus consultas y comentarios. Un psicólogo de Psicode te responderá. No aparecerá tu correo electrónico, tan sólo el nombre o pseudónimo que quieras usar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s