Nuestra forma de actuar influye en nuestro deseo sexual: “El Deseo Durmiente de la Bella”: Parte 2

sexo

El comportamiento sexual de muchas mujeres en ocasiones se podría comparar al de princesas de cuento como de La Bella Durmiente o Blanca Nieves, esperamos  a que nuestro príncipe azul venga cabalgando y nos rescate de nuestro letargo y nos genere deseo sexual.

En el caso de los hombres, se podrían comparar con  la ranita del cuento que espera ser rescatada por el  beso de su princesa.

Esta es una de las razones más importantes por las que se mantiene el deseo sexual bajo, tanto en el hombre, como en la mujer, heterosexual u homosexual: caer en un comportamiento  pasivo, responsabilizando a nuestra pareja de nuestro bajo deseo.

La actitud pasiva consiste en  “esperar a que mi pareja me conquiste, adivine lo que me gusta, y me genere deseo, excitación y placer sexual, sin que yo tenga que hacer o decir nada”.

problemas sexuales madrid

 

Si no conseguimos excitarnos o sentir deseo “de forma espontánea y natural”, lo fácil (y a la vez un error muy humano en el que es muy fácil caer) es culpar al otro porque comete este o aquél error que impide que aparezca nuestro deseo.

 

Esta actitud pasiva se acentúa en aquellas personas cuya pareja tiene un deseo más elevado que uno mismo.

Poco a poco la persona con menos deseo deja de intentar seducir de forma activa a su pareja, ya que sabe que ésta la va a buscar antes o después. Si a esto le añadimos los posibles sentimientos de culpa que puede tener la persona con bajo deseo por no estar a la altura de las exigencias sexuales de su pareja, ya sumamos otro factor que inhibe el tan frágil deseo sexual.

Un área muy importante es el de las fantasías sexuales.

fantasias sexuales

Es bueno descubrir y alimentar las fantasías sexuales, especialmente en  las parejas de larga duración.

Tengamos en cuenta que en la fase de enamoramiento, que puede durar unos  2 años más o menos, estamos bajo la influencia de una serie de hormonas y sustancias químicas que hacen que nuestro cuerpo se active enormemente por la simple anticipación de un encuentro sexual con nuestro príncipe o princesa azul.

Esto es tan excitante en sí mismo que no necesitamos hacer casi nada, en esa fase, el deseo nos sale automático. Qué pasa? Que cuando se nos pasa esta excitante fase, nuestro cuerpo se habitúa a esa persona y poco a poco deja de segregar esas sustancias.

mejorar la pasion

 

Aparecen otras sensaciones buenas, como la confianza, la seguridad, y,  si nos lo permitimos, un amor más sereno y profundo.

 

 

 

En este momento crucial muchas parejas, que perciben decepcionadas la disminución de su deseo, confunden esto con la falta de amor y rompen relaciones que podrían haber evolucionado hacia otra etapa amorosa. 

Esta fase de enamoramiento nos genera la expectativa poco realista de que podemos sentir deseo sin ningún esfuerzo.

psicologo especialista sexo

Las parejas que,  a pesar de ya no estar en fase de enamoramiento siguen teniendo altos niveles de deseo, son aquellas que se responsabilizan de su deseo, es decir, que buscan activamente fantasías nuevas y excitantes, se comunican libremente y se atreven a compartir parte de sus fantasías sexuales, mientras que al mismo tiempo no pierden su individualidad y su buena actitud hacia sus propias fantasías y deseos, que no siempre deben ser obligatoriamente verbalizados  (aunque siempre es bueno ser consciente de lo que a uno le excita).

Esta actitud abierta hacia las fantasías propias y de nuestra pareja, permitirá que podamos comunicarnos mejor y así impedir que el sexo en pareja se convierta en algo rutinario y aburrido, sino en una experiencia que con el tiempo y la práctica se vaya enriqueciendo y volviendo cada día más placentera y excitante.

Si tienes el deseo sexual bajo, espero que este artículo te haya ayudado  a entenderte un poco mejor.

Cambiar estos factores puede parecer difícil, pero con nuestra ayuda verás que es más fácil de lo que parece. No sigas sufriendo en silencio.

En Psicode estamos preparados para escucharte y  darte pautas eficaces, adaptadas a tu situación, para ayudarte a conseguir tener la vida sexual que tú quieras tener.

por Silvia Ramírez Becker, psicóloga en PSICODE http://www.institutopsicode.com

mejor psicologo de madrid

Fuentes: Ulrich Clement (2004):  Systhemische Sexualtherapie. Suttgart, Klett-Cotta

2 pensamientos en “Nuestra forma de actuar influye en nuestro deseo sexual: “El Deseo Durmiente de la Bella”: Parte 2

  1. Buenas tardes llevo una relacion de aproximadamente 1 año y 4 meses con mi pareja pero el deseo se ha Ido apagando tenemos una buena relacion, solo que poco a poco hemos perdido el interes por las relaciones sexuales he tratado de motivarlo atraves de textos provocativos y otras cosas pero cuando nos encontramos no pasa nada el me trata con cariño, pero no hay pasion y ya nose que hacer.

    Me gusta

    • Estimada Patty,
      En tu caso, es mejor que dejes de hacer insinuaciones y que directamente hables con tu pareja y le preguntes qué le ocurre.
      Hay algo que esta fallando y no habeis hablado de ello.
      Si quieres, vuelve a escribirnos después de tu conversación.
      Animo!

      Me gusta

Déjanos aqui tus consultas y comentarios. Un psicólogo de Psicode te responderá. No aparecerá tu correo electrónico, tan sólo el nombre o pseudónimo que quieras usar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s